Homología Anatómica

Homología Anatómica

 
Estás aquí: Ciencia >> Homología Anatómica

Homología Anatómica – Una definición
La homología se refiere a la similitud entre características en especies diferentes de organismos. Los murciélagos y las mariposas se diferencian bastante el uno del otro, pero ambos tienen alas para volar. Los murciélagos vuelan y las ballenas nadan, pero los huesos de un ala de murciélago y de la aleta de una ballena son extraordinariamente similares. Aunque "analogía" se refiere a estructuras diferentes que realizan la misma función, la "homología" se refiere a estructuras semejantes que realizan funciones diferentes. Antes del advenimiento del Darwinismo, la homología era atribuida a la existencia de arquetipos: estructuras biológicas son semejantes porque se conforman más o menos a patrones preexistentes.

Sin embargo, Charles Darwin ofreció una explicación diferente para la homología. Darwin propuso que los murciélagos y las ballenas poseen estructuras óseas semejantes, no porque fueron construidos según el mismo arquetipo (lo que implicaría diseño y por ende causalidad inteligente), sino porque fueron heredadas de un antepasado común.

Homología Anatómica – ¿Tiene la evolución las pruebas?
Claramente, en el antepasado común habría habido sólo un órgano, siendo los homólogos actuales modificaciones de éste. De esta manera, si la explicación evolucionista de la homología es correcta, entonces la derivación de un órgano ancestral común debería estar reflejada en que los órganos homólogos estarían derivados de una fuente embriológica comparable -- equivalente a aquella del órgano en el antepasado común. En otras palabras, si dos órganos son derivados de diferentes fuentes embriológicas, entonces debería ser posible que ambos aparecieran en el mismo organismo (conjunción).

Combinado con esta comprensión de que estructuras homólogas deberían estar derivadas de tejidos embriológicos comparables, se pensó que también deberían ser formadas por procesos de desarrollo semejantes. Entonces, si la evolución ha de proporcionar una explicación adecuada para la homología, es necesario mostrar que existe una ruta viable por medio de la cual los homólogos de hoy pudieron haber surgido de un antecesor común. Más obviamente, esto implica una fuente embriológica común, y en segundo lugar, el uso de procesos de desarrollo comparables. El problema es, en muchos casos, que órganos y estructuras que parecen idénticos (o muy semejantes) en animales diferentes, de hecho, no se desarrollan de la misma estructura o grupo de células embrionarias. No es raro encontrar estructuras fundamentales (por ejemplo, el tubo digestivo) que se forman de tejidos embriológicos diferentes en animales diferentes. Por ejemplo, en los tiburones, el tubo digestivo se forma del techo de la cavidad intestinal embrionaria; en las ranas se forma del techo y del suelo intestinal; y en los pájaros y reptiles se forma de la capa inferior del disco embrionario o blastodermo.

Es difícil imaginarse por qué o cómo procesos de desarrollo evolucionaron dramáticamente de forma distinta, pero todavía conducen substancialmente a la misma morfología, lo cual es el objetivo principal de la selección natural. No obstante, algunos ven los diferentes mecanismos de desarrollo en estructuras "homólogas" no como un desafío a la evolución, sino simplemente como evidencia de que mecanismos de desarrollo han evolucionado, aunque todavía mantengan una estructura final semejante. Pero ciertamente eso es un razonamiento en círculo -- basado en la suposición de que los diferentes grupos con morfologías similares, pero con diferentes mecanismos de desarrollo, han evolucionado de un antepasado común.

Homología Anatómica – Conclusión
Es claro que falta la esperada armonía entre la homología y la evolución. La evolución ya no explica los hechos de la homología morfológica y -- como consecuencia -- la homología ya no es la evidencia a favor de la evolución que una vez se creyó que era. Ciertamente, no sólo la homología no es ya el apoyo de la evolución que una vez se creyó, pero la inconsistencia entre la homología morfológica y las supuestas relaciones filogenias le da un golpe adicional a la teoría de la evolución -- si la evolución no explica la homología, entonces los hechos de la homología están en desacuerdo con la teoría de la evolución. En particular, si estructuras morfológicas semejantes (estructuras que parecieron homólogas e inicialmente habían sido vistas como evidencia de ascendencia común) se desarrollan en realidad de diferentes fuentes embriológicas, entonces esto es una poderosa evidencia que no apunta hacia una relación evolutiva para los organismos concernientes.

¡Aprenda Más!



¿Te gusta esta información? Puedes ayudarnos a compartirla con otros usando los botones que verás a continuación. ¿Qué es esto?





Síguenos:

English  
Social Media
Síguenos:

Compártenos:


Puntos de Vista Científicos

Creacionismo
Simbiosis
Evolución y el Registro Fósil
Evidencia de la Creación
La Explosión Cámbrica
Exaptación
Dawkins: El Mayor Espectáculo Sobre la Tierra
Imágenes de la Naturaleza
Teoría de la Evolución
Contenido Adicional para Explorar...

Puntos de Vista Filosóficos
Afirmaciones de la Verdad
Teísmo
Fundadores de las Religiones del Mundo
Religiones del Mundo
Descubrir la Verdad
Temas Populares
Desafíos de Vida
Restauración
 
 
 
Búsqueda
 
Add Homología Anatómica to My Google!
Add Homología Anatómica to My Yahoo!
XML Feed: Homología Anatómica


Ciencia Inicio | Acerca de Nosotros | Mapa del Sitio
Derechos de Autor © 2002 - 2014 AllAboutScience.org, Todos los Derechos Reservados.